Por qué simplificar tu vida?

Por qué querer simplificar nuestra vida?
Para qué?

Yo podría darte algunas razones:

  • para tener más tiempo para hacer lo que te gusta
  • para dedicar tiempo de calidad a tus personas favoritas
  • para no vivir estresada y corriendo siempre
  • para no embarcarte en actividades que no te hacen feliz y solo te agobian y complican
  • para liberar tu casa y tu vida de tantos apegos
  • para no sentir que la vida se te va sin disfrutarla
  • para no vivir esperando a que esto o aquello pase para que puedas ser feliz

Estas son mis razones por las que yo quise simplificar mi vida. No creo que haya solo una razón para simplificar o que sea la misma para todos porque somos personas diferentes, con diferentes intereses, circunstancias y estilos de vida. No todos queremos lo mismo. Muchas veces ni siquiera sabemos bien que es lo que queremos, solo sabemos que queremos que algo cambie.

Cuando empezamos a sentir esa inquietud de cambiar algo, de querer vivir de forma diferente, es porque algo no está funcionando y nos empezamos a sentir rebasados. Y esta bien! A todos nos pasa! Y no tenemos que fingir que somos Superman o la Mujer Maravilla y que podemos con todo. Eso en vez de ayudarnos nos hace daño porque no es real. Somos seres humanos, vulnerables, no tenemos super poderes, necesitamos cuidarnos, tratarnos bien y dejar de exigirnos tanto.

No te puedo dar “la receta perfecta para simplificar tu vida”, ni los pasos a seguir, pero puedo compartirte lo que a mi me ha funcionado y darte ideas de lo que podrías hacer para vivir de una forma mas simple, sin agobios, sin mascaras, sin tanto estrés.

El primer paso ya lo lograste: hay dudas, hay inquietud, hay inconformidad, hay ganas de querer cambiar algo. Dicen que el cerebro no puede juzgar y cuestionar al mismo tiempo, solo puede hacer una cosa a la vez. Cuando juzgamos y decimos: “está bien, así es y punto”, ya no hay opción; pero si en cambio cuestionamos y decimos “yo creo que podría ser diferente, podría ser mejor, puede haber otra forma”, estamos abiertos a un sin número de posibilidades, a lo que sea que queramos enfocar nuestra energía y todo nuestro ser.

En este blog escribo sobre mi experiencia, lo que he hecho y lo que me ha ayudado a lograr la vida simple que quiero, el camino andado, los beneficios y todo lo que he ido aprendiendo en este proceso. Escribo sobre sentirte, simplificar, minimalismo y las herramientas que he usado para sentirme mejor conmigo (como el maravilloso TRE). Algunas cosas podrán interesarte, otras no, pero espero que lo que leas te sirva y te inspire en esta aventura que estás por comenzar.

Estas preguntas te pueden ayudar a definir que es lo que quieres (o lo que no quieres):

  • qué me gustaría que fuera diferente?
  • qué quisiera hacer pero no me da tiempo?
  • qué me estresa?
  • qué me incomoda?
  • qué me bota y hace perder la paciencia?
  • de qué siento que me estoy perdiendo?
  • qué quisiera ya no tener que hacer?
  • que no me deja ser feliz?

Ya que tengas estas respuestas, piensa:

  • que te gustaría en vez de eso?

Es muy difícil llegar a tu meta cuando no sabes a donde quieres ir. Lo primero que tienes que hacer es definir que quieres, hacia dónde vas. Solo así podrás pensar después en los pasos que tendrás que seguir para lograrlo. Date un momento para contestar esas preguntas.

(…aquí te espero, no te preocupes, tómate tu tiempo…)

A veces hay cosas que no queremos ver, pero solo tocándolas, reconociéndolas y aceptándolas, es que vamos a poder liberarnos de ellas, crecer y alcanzar nuestros objetivos.

Si después de contestar las preguntas anteriores aún no sabes que quieres, podrías hacer el siguiente ejercicio: imagina tu día perfecto. Ponte en una posición cómoda, cierra tus ojos e imagina con lujo de detalles que haces desde que despiertas hasta que vuelves a acostarte: dónde estas? con quién? que haces? cómo lo haces? a dónde vas? que comes? a qué le dedicas tu tiempo y cómo? No sólo lo imagines, trata de sentirlo con todo tu cuerpo: imagina los aromas, los sabores, todas las sensaciones, siente como te hace sentir ese día perfecto, física y emocionalmente. Cuando abras tus ojos tendrás una idea más clara de lo que quieres.

Espero que encuentres tus razones para querer simplificar tu vida, lo que quisieras cambiar. Y si son muchas cosas, no te deprimas, es algo muy bueno! El hecho de tener claro lo que no queremos, lo que no nos gusta, es el primer paso para cambiarlo y mejorarlo.

Y ahora respira! Esto puede tomar tiempo (como todo lo bueno de la vida), da el primer paso, cuando estés listo el segundo, el tercero… y cuando menos lo esperes habrás llegado a la meta! a TU meta!

Advertisements