No esperes mas, hazlo!

Todos tenemos sueños.
Todos tenemos grandes ideas.
Todo lo grandioso que existe se le ocurrió a una persona normal, como tu o como yo.
La diferencia está en que esa persona se movió y pasó de la idea a la acción. Hizo algo. Seguro lo intentó varias veces, se equivocó varias veces, pero siguió intentándolo hasta que logró eso tan maravilloso.

Ahí esta el porque a unos les va bien y a otros no. Claro que necesitamos tener habilidades, la buena idea, a lo mejor las conexiones, los medios… pero al final del día lo mas importante es moverse, empezarlo, intentarlo.

Confiar en nuestra idea. Creer en ella y aventarse. A los que somos perfeccionistas esto nos da mucho trabajo porque nunca es lo suficientemente bueno o nunca esta listo, siempre hay algo que le falta y que podríamos perfeccionar, siempre hay alguien que podría hacerlo mejor que nosotros. Y así se va llenando ese cajón de proyectos, de ideas maravillosas, guardados con el miedo, la inseguridad y la falta de confianza en nosotros mismos y en nuestras ideas, que cuando a alguien mas se le ocurren y las llevan a cabo, solo nos quedamos sintiéndonos mas frustrados y arrepentidos de no haberlo intentado nosotros.

Esto nos hace sentir envidia, que si la viéramos desde la perspectiva de Julia Cameron, no es algo negativo que nos haga malas personas, es nuestra brújula a seguir, una herramienta a nuestro favor. La envidia nos muestra lo que quisiéramos ser y hacer, donde quisiéramos estar. Nos enfrenta al éxito de eso que no hemos intentado y que si seríamos capaces de lograr, si no fuera por el miedo y nuestra falta de confianza.

No hay que esperar a que comience el año nuevo, a que estemos listos, cualquier momento es bueno para empezar. Tampoco hay que esperar a que termines perfectamente de planearlo, arreglarlo, escribirlo, revisarlo…. seguramente ya esta listo, aunque tu yo perfeccionista te diga que todavía le falta o que no es lo suficientemente bueno.

Hoy es el momento. Así como está esta bien. Si sigues esperando a que llegue el momento idóneo, esperarás siempre.
Inténtalo, hablalo, publicalo, ofrecelo…. y si no funciona, aprende de la experiencia, observa que tienes que arreglar y hazlo de nuevo… alguien allá afuera necesita eso que tu tienes para ofrecer. Tu idea es maravillosa. Lo que tienes para compartir ya está listo.

Hazlo. No esperes mas.
Hoy es un buen día.

Advertisements