Rutina matutina

Envidio a quienes tienen el hábito de tener una rutina en la mañana. Pero por más que lo intento, eso de levantarme antes de las 6 am no es lo mio.

Cuando leo sobre todas las personas exitosas que lo tienen, que antes de las 7 am ya hicieron ejercicio, meditaron, escribieron 2000 palabras y están arregladas, desayunadas y listas para comenzar su día, me frustra y me da envidia. ¡¡Se me antoja muchísimo!! He leído de muchas personas que a ello le atribuyen su éxito: que gracias a esa rutina pueden empezar su día frescos, ligeros, con la claridad que necesitan y el foco puesto en lo importante. Y me encantaría poder hacerlo, por eso siento envidia, yo quisiera ser así.

¡Pero también me encanta mi cama! Me gusta poder levantarme sin prisa, entre 6:30-7 am, con el tiempo que necesito para arreglarme, desayunar y salir a trabajar. A veces hasta me da tiempo de sentarme a disfrutar mi café y revisar pendientes. ¡Aunque me encantaría poder hacerlo todo! Y mi yo minimalista y simple entra en conflicto.

Hace poco, leí una frase que me encantó y me llegó:

“Puedes hacer cualquier cosa, pero no puedes hacerlo todo.” David Allen

No se trata de lo que pueda o no pueda hacer, se trata de lo que elijo hacer. Volvemos a las elecciones. Envidiarlo no me sirve de nada, tengo que elegir hacerlo. Pero también necesito tener claro que quiero y por qué quiero hacerlo: ¿porque realmente lo necesito? o ¿porque los demás lo hacen y les funciona?

Muchas veces tengo tantas cosas en la cabeza que no sé por donde empezar, siento que me muevo y me muevo pero no avanzo realmente en lo que quisiera hacer. Creo que si tuviera una rutina comenzaría con mayor claridad mi día, enfocada en lo realmente importante, en lo que si me va a acercar a mi objetivo.

Pero también tengo que ser honesta conmigo, aunque lograra levantarme todos los días a las 5 am, no lo haría, prefiero dormir esa hora. Creo que sí tengo que organizar una rutina matutina, pero una hecha a mi medida, no como las de los demás. Sé que tengo que hacer cambios para lograr cosas diferentes, pero tengo que adaptarlos a mi y que fluyan conmigo.

No porque no dure 2 horas ni incluya meditación ni ejercicio, va a dejar de ser mi rutina matutina. No tengo que escribir 2000 palabras para organizar mis ideas y tener claridad, a lo mejor con solo organizar mis pendientes, sacar de mi cabeza lo que este revoloteando, elegir lo más importante que debo de hacer, o los pasos que debo de seguir para lograrlo, hacer mi intención del día, planear lo que voy a disfrutar y visualizar el gran día que voy a tener,… a lo mejor con anotar todo eso antes de salir de la casa puedo simplificar mi día y comenzarlo ligera y segura.

Ahora tengo que encontrar la libreta o agenda perfecta para acomodar mis ideas por las mañanas… ¿¿o será que deba crearla??…

Sí creo en la importancia de una rutina en la mañana, pero tiene que ser tuya, tu fórmula que te funcione a tí, no copiar la de los demás. Crear la tuya. Elegir lo que quieres hacer y hacerlo, como tú consideres conveniente. Como te funcione a tí. A mí me encanta escribir y hacer listas y sacarme los rollos de la cabeza y volcarlos en el papel. Lo que elijo hacer a partir de ahora es darme 20 minutos en la mañana para eso, para planearlo, anotarlo, visualizarlo y respirar 5 minutos y comenzar mi día. ¿Tú como vas a empezar tu día?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s